Skip to main content

¿Necesitas un tratamiento con implantes pero crees que tienes poco hueso donante? Los implantes cigomáticos pueden ser la mejor opción para mejorar drásticamente tu salud bucodental.

En este artículo vamos a abordar las preguntas que más se hacen nuestros pacientes sobre este tipo de implantes dentales, veremos:  qué son estos implantes, para quién están recomendados, cómo es el proceso de intervención, sus ventajas y resultados.

Pero además  de profundizar en los implantes cigomáticos; te hablaremos de otras técnicas que pueden funcionar, de los beneficios y riesgos de este tratamiento, la duración de estos implantes y mucho más.

Así que, si estás interesado o has oido hablar de los implantes cigomáticos, esperamos resolver todas tus dudas.

Bienvenid@

Es la pregunta más repetida cuando diagnosticamos este problema: ¿Por qué perdemos hueso dental?

Podemos perder hueso dental por diferentes motivos y resulta imposible generalizar. Además, en la etapa inicial de esta pérdida puede ser muy complejo identificar el origen del problema.

Por eso es tan importante acudir periódicamente a tu clínica dental de confianza para que el odontólogo pueda diagnosticar el problema rápidamente y comience el tratamiento que resuelva  tu problema de salud.

implantes cigomáticos

En nuestra clínica dental, gracias a una radiografía panorámica, nuestros dentistas expertos podrán determinar si existe una pérdida real de hueso dental y en qué estado se encuentra tu pieza o piezas dentales.

Una vez se haya encontrado el problema podremos actuar en consecuencia. Generalmente los problemas principales que provocan la pérdida ósea son:

Pérdida o extracción de dientes

Cuando nos falta un diente, que no se ha sustituido por un implante dental, el hueso alveolar deja de recibir estimulación procedente del masticado.

Al no recibir estimulación empieza a reabsorberse y afecta a los dientes que se encuentran a su lado.

Periodontitis o piorrea

Cuando no tenemos una buena higiene bucodental es fácil que las bacterias se hagan fuertes en nuestras encías y puedan llegar a producir gingivitis y periodontitis.

Además, el sarro solidificado origina el deterioro del hueso alveolar reduciendo la masa ósea.

La pérdida de hueso, el aumento de sarro y enfermedades que debilitan las encías pueden llegar a producir, si no se tratan a tiempo, la caída de piezas dentales.

Traumatismos

Cuando recibimos un fuerte golpe en la boca se produce algo parecido a lo que sucede con la pérdida de dientes o extracciones: se detiene la estimulación que transmite al hueso debido al propio impacto.

Y, como hemos explicado anteriormente, si no existe estimulación el hueso empieza a reabsorberse.

Osteoporosis

Las personas con esta enfermedad sufren un desajuste en el equilibrio entre el calcio y el fósforo y esto les provoca que tengan menos densidad ósea en todo su cuerpo.

A menor densidad ósea, mayor es la reabsorción del hueso.

Diabetes

Los pacientes que sufren de esta enfermedad crónica suelen tener más problemas de enfermedades periodontales que el resto, lo que aumenta sus probabilidades de reabsorción del hueso dental.

Dentaduras postizas

Las dentaduras postizas removibles, que no están ancladas al maxilar, no proporcionan ningún estímulo.

Y como hemos dicho antes, si no hay estímulos, el hueso se va reabsorbiendo hasta que se afloja la dentadura.

Implantes cigomáticos: La técnica más avanzada para problemas con poco hueso dental

¿Qué són los implantes dentales cigomáticos?

Antes de explicar qué son los implantes cigomáticos, vamos a resolver la gran duda que ronda a muchos: ¿se escribe cigomáticos o zigomáticos?

Es muy común verlo escrito de ambas formas, y lo cierto es que las dos son correctas. Sin embargo, se utiliza más el concepto de implantes cigomáticos. Esta palabra viene del griego zygoma, que significa pómulo o relativo a la mejilla.

Y ahora sí que sí:

Los implantes cigomáticos son un tipo de implantes que se anclan al hueso cigomático (hueso de la mejilla) cuando el paciente no tiene suficiente hueso en el maxilar (mandíbula superior).

implantes cigomáticos

Este tipo de implante puede usarse cuando la calidad o cantidad del hueso maxilar es insuficiente para la colocación de implantes dentales convencionales.

La altura mínima del hueso para la colocación de un implante estándar en la región posterior del maxilar superior debe ser de unos 10 mm para garantizar una duración aceptable del implante.

¿De dónde vienen los implantes cigomáticos?

implantes cigomáticosLos implantes cigomáticos se introdujeron en el sector dental a finales de los 90 por el Dr. Per Ingvar Branemark, «padre de la implantología dental».

Se empezaron a utilizar para la rehabilitación dental en pacientes con hueso insuficiente en la parte posterior del maxilar superior debido al envejecimiento, la resección de un tumor, un traumatismo o una atrofia.

Branemark concluyó que los implantes cigomáticos se pueden usar en pacientes que no tienen ningún diente en la mandíbula superior, pacientes que tienen dientes muy rotos o dientes muy móviles debido a enfermedades como la periodontitis agresiva generalizada.

Branemark también ha sido honrado por la Escuela de Medicina Dental de Harvard con una medalla por su trabajo en los implantes dentales en Estados Unidos y cuenta con más de 30 reconocimientos en toda Europa y América del Norte, incluyendo la Beca de Honor de la Sociedad Real de Medicina en el Reino Unido.

¿Para qué pacientes son recomendables los implantes cigomáticos?

Los implantes cigomáticos son recomendables para aquellos pacientes que no tienen suficiente hueso en su maxilar y necesitan un tratamiento de implantología pero sin pasar previamente por un tratamiento de regeneración ósea.

Actualmente, esta técnica se realiza en pacientes parcial o totalmente edéntulos (sin dientes) y en aquellos que presentan un maxilar superior atrófico severo, es decir, que ya no tienen nada de hueso.

Los implantes cigomáticos están indicados en pacientes que presentan una pérdida o atrofia del hueso maxilar superior, debido a una periodontitis grave o pérdida dentaria de larga evolución.

La rigidez del hueso del pómulo mejora el pronóstico y seguridad del implante y reduce el índice de rechazo del mismo.

¿Cómo es la intervención con implantes cigomáticos?

El procedimiento para la implantación de implantes cigomáticos consta de dos partes, parecido al procedimiento de los implantes All On 4.

En la primera de ellas se coloca una prótesis dental provisional y en la segunda se coloca la prótesis definitiva.

La técnica se desarrolla de forma que se inserta el implante en el cigoma o hueso del pómulo, sin necesidad de realizar injertos óseos y siempre llevado a cabo por un especialista en Odontología.

implantes cigomáticosLa recuperación transcurre pasadas entre 24 y 48 horas, después de las cuales el paciente podrá hacer vida normal habiendo recuperado la estética y funcionalidad de su boca.

Resultados de los implantes cigomáticos

Con estos implantes fijos se recupera tanto la capacidad de masticar como la estética facial que se pierde con la falta de dientes o hueso maxilar.

El proceso es más rápido porque no requiere osteointegración de la zona afectada ni ingreso hospitalario.

Por otra parte, el post-operatorio es mucho más favorable para el paciente porque las molestias que notará tras la intervención serán mínimas, pudiendo así llevar una vida cotidiana totalmente normal.

Su éxito también es mayor porque la prótesis que se coloca es fija y no se ve afectada por la pérdida de dientes ni por enfermedades periodontales.

Ventajas de los implantes cigomáticos para pacientes con poco hueso

Los implantes cigomáticos presentan varias ventajas, pero la mejor ventaja que tienen este tipo de implantes dentales es que permiten su colocación en cualquier paciente.

Es cierto que también tienen sus desventajas, como que no todos los odontólogos ofrecen este tratamiento por la dificultad y precisión que requiere.

Por eso estamos orgullosos de poder ofrecer este tratamiento en nuestra clínica Santident.

TRATAMIENTO IMPLANTES DENTALES CIGOMÁTICOS

Reabsorción maxilar

Cuando la reabsorción del hueso maxilar es ya irreparable salvo por un tratamiento de regeneración ósea, es la mejor alternativa para reabsorciones maxilares.

Estética facial

Cuando las personas perdemos alguna pieza dental y comienza la reabsorción del hueso dental la fisionomía de la cara puede verse afectada.

La mejora estética que ofrece el tratamiento de implantes cigomáticos es increíble. Devuelve la estética natural del paciente en poquísimo tiempo.

Rápido, seguro y eficaz

De la misma forma que el tratamiento All On 4 permite recuperar la estética y la funcionalidad de la boca el mismo día, los implantes cigomáticos hacen que puedas comer, sonreir y aumentar tu autoestima.

Técnicas quirúrgicas en implantes cigomáticos

Este tratamiento es relativamente complejo y solo se recurre a él cuando el paciente no dispone de otra alternativa. Por lo que, no muchos odontólogos pueden permitirse ofrecer dicho tratamiento.

En el pasado esta técnica se realizaba bajo anestesia general con intubación nasal.

Hoy en día, si el cirujano tiene la experiencia y pericia para realizar la cirugía en menos de una hora y media, se puede administrar anestesia local combinada con sedación oral o intravenosa para realizar el tratamiento.

Las 4 técnicas más destacadas son la de Branemark, la de Stella y Warner (“Sinus slot technique”), la técnica exteriorizada y la técnica ZAGA (Zygoma Anatomy-Guided Approach) que explicamos a continuación:

Técnica clásica de Branemark

En la técnica clásica de Branemark se colocan los implantes cigomáticos pasando a través del seno maxilar hasta alcanzar el arco cigomático.

Se realiza una ventana de 10 mm de ancho, en el hueso maxilar (pared lateral del seno) y se diseca la membrana de Schneider despegándola de las paredes del seno, lo que sigue es realizar la secuencia de fresado.

Después se coloca el implante, originalmente de titanio mecanizado, con la ayuda de un motor o un dinamómetro.

Y, finalmente, se coloca el tapón de cierre y se sutura el colgajo. La colocación del pilar se lleva a cabo después de un período de cicatrización no inferior a 6 meses.

Sinus Slot Technique (Stella y Warner)

Es una alternativa a la técnica clásica y permite la visualización directa de la base del hueso molar gracias a la apertura de una ventana en la pared lateral del seno maxilar más relacionada con el futuro trayecto del implante, sin tener que efectuar la ventana de acceso alto al seno maxilar como ocurría en la técnica de Branemark.

Permite la colocación de los implantes zigomáticos en una posición más axial, haciendo que la cabeza del implante emerja hacia vestibular, a nivel del primer molar, mejorando notablemente el resultado de la rehabilitación protésica.

Técnica exteriorizada o extrasinusal con implantes cigomáticos

Con esta técnica se consigue reducir la posición palatinizada del implante, mejorando tanto estética como biomecánica de la prótesis.

En la cirugía se consigue una visión directa del implante, mejorando la visión del campo quirúrgico y una posición más favorable de la cabeza del implante con respecto a su futura rehabilitación.

Esta técnica exteriorizada presenta menos pasos quirúrgicos con respecto a las técnicas anteriores, es menos invasiva, reduce el tiempo quirúrgico y permite disminuir el cantiléver de la prótesis.

Técnica Zaga: The Zygoma Anatomy-Guided Approach

La técnica ZAGA consigue un mejor diseño de la prótesis que será menos voluminosa y más higienizable, ya que se forma en la cresta residual.

Además, la técnica ZAGA disminuye drásticamente la posibilidad de complicaciones sinusales tardías disminuyendo o evitando la comunicación oro-sinusal.

Otras técnicas para colocar implantes dentales con poco hueso

Además de los implantes cigomáticos, existen otras técnicas para colocar implantes dentales para pacientes que presentan poco hueso.

Estos son los explicados a continuación:

Implantes pterigoideos

Los implantes pterigoideos son un tipo de implante dental que se usa en el maxilar superior y son muy útiles cuando no hay suficiente hueso en la tuberosidad del maxilar.

Se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides; esta fijación hace que los implantes tomen parte de este hueso más denso y se mantengan mejor durante más tiempo.

Implantes angulados

La técnica consiste en colocar 4 implantes en la zona anterior del maxilar superior por delante de los senos maxilares.

Un ejemplo claro de esta técnica son los archiconocidos implantes All On four. Si todavía no conoces este tipo de implantes, accede en el enlace y te contamos todo sobre ellos.

implantes cigomáticosLos 2 implantes posteriores se colocan angulados posteriormente (realizando una ventana lateral y separando la membrana del Schneider, para no introducir el implante en el seno maxilar) y los 2 implantes anteriores se colocan rectos (sin angulación alguna).

Con estos 4 anclajes, si obtenemos una buena estabilidad primaria durante su colocación, podemos rehabilitar el maxilar con una prótesis inmediata atornillada el mismo día de la intervención quirúrgica.

Posteriormente, se confecciona una prótesis definitiva sobre estos mismos implantes.

Microimplantes

implantes cigomáticosLos microimplantes dentales son pequeños implantes, mucho más finos y cortos que los que utilizamos de forma convencional.

Gracias a ellos podemos solucionar problemas de pérdida de dientes en pacientes que tienen poco hueso sobre el que sustentar un tratamiento implantológico convencional.

Injerto óseo

implantes cigomáticosEl injerto de hueso es un procedimiento quirúrgico que reemplaza el hueso faltante a fin de reparar las fracturas óseas que son extremadamente complejas, que representan un riesgo significativo para la salud del paciente, o que no se curan bien.

El injerto de hueso dental se realiza cuando el paciente no dispone de una buena base de hueso donde poder colocar un implante dental.

Elevación del seno maxilar

La elevación del seno maxilar es una técnica quirúrgica que permite el aumento de hueso en la arcada superior para obtener una base ósea adecuada en la que colocar implantes osteointegrados, en aquellos casos en que la consistencia del hueso no lo permita.

La elevación del seno maxilar suele hacerse necesaria en las zonas de los molares y premolares del maxilar superior, ya que la altura del hueso disminuye tras la pérdida de estas piezas.

Toda la información sobre implantes dentales con poco hueso

Después de tantas técnicas e información sobre implantes para pacientes con poco hueso es normal que tengas muchas preguntas. A continuación hemos recopilado algunas de las más comunes que nos realizan nuestros pacientes en consulta:

¿Cómo saber si tienes poco hueso para un implante dental?

Para que el implantólogo pueda colocar un implante dental de forma estable y segura, es necesario que tenga una altura de hueso maxilar de 8 a 10 mm como mínimo.

Si quieres saber si tienes poco hueso o no, tan solo tienes que acudir a una clínica dental donde el implantólogo te realizará una serie de pruebas que le ayuden a determinar si cuentas con hueso suficiente para la intervención.

Para ello, realizarán unas radiografías panorámicas y un TAC dental 3D.

¿Merece la pena realizar un implante dental sin hueso?

Cuando se ha perdido una gran cantidad de hueso dental, se recomienda que acudas a tu dentista para que realice una regeneración ósea, así el tratamiento tendrá muchas más probabilidades de éxito.

La colocación de un implante dental con poco hueso normalmente es contraproducente y no funciona correctamente.

¿Se puede regenerar el hueso de los dientes?

Por supuesto. De hecho este problema no es solo estético, sino también de salud, pues las encías y el hueso soportan los dientes y tienen un papel fundamental para mantener la estructura de la boca.

Existen tres técnicas para la regeneración de la encía y el hueso:

  • Elevación del colgajo: la elevación del colgajo consiste en levantar parte del tejido junto al hueso y manteniéndolo separado de este mientras se procede a la operación.
  • Elevación del seno maxilar: la elevación del seno maxilar consiste en poner hueso (procedente del hueso del propio paciente o una mezcla de hueso sintético y hueso natural) en la zona para poder proceder con el tratamiento.
  • Regeneración ósea guiada: se realizan una serie de injertos óseos autólogos o sintéticos para que se forme hueso nuevo. Luego se colocan membranas y elementos de relleno que suelen ser absorbidos por el organismo.

¿Cuánto tiempo dura un implante dental con poco hueso?

Los implantes dentales, con un buen cuidado, pueden llegar a durar unos 20 años en un tratamiento de implantología convencional.

Es decir, con un hueso dental en perfectas condiciones.

Cuando tenemos una falta de hueso para el implante y aún así lo implantamos; la duración del mismo se puede ver reducida a más de la mitad de su vida útil.

¿Hay riesgo de que se caigan los implantes dentales con poco hueso?

De acuerdo con las estadísticas recogidas en la actualidad, la tasa de rechazo de un implante dental suele ser del 3% al 5%.

Cuando ocurre esto, el implante se mueve o se cae durante los primeros 3 meses.

Por esta razón, es imprescindible que el paciente se someta a una continua revisión con su implantólogo que le haya hecho el tratamiento.

Especialistas en implantes dentales para pacientes con poco hueso en Valencia

Ya estamos llegando al final de nuestro artículo sobre implantes cigomáticos en el que hemos aprendido porqué se pierde el hueso de la dentadura, hemos aprendido qué son los implantes cigomáticos, para quién están recomendados y cuáles son sus ventajas.

También hemos aprendido otras técnicas para colocar implantes en pacientes con poco hueso y algunas preguntas típicas de pacientes respondidas para que no te quede ninguna duda sobre este tratamiento.

Esperamos que este artículo haya despejado todas las dudas que podías tener acerca de este tipo tan concreto de implantes dentales.

¡Y recuerda! Tener poco hueso dental ya no es excusa para volver a tener la estética y funcionalidad que tenías gracias a los implantes cigomáticos.

Picanya
Paterna
Cheste

    Responsable: Oscar Rios Menchel. Finalidad: Dar respuesta a las consultas/gestión de citas/envío de boletín informativo o comunicaciones comerciales. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el Aviso Legal y Política de Privacidad.